“Nos tenemos que enamorar de Cruz Roja”, primera Dama Voluntaria

"Nos tenemos que enamorar de Cruz Roja", primera Dama Voluntaria

“No había el interés ni la comprensión, la gente no entendía lo que era la Cruz roja, ni le interesaba. Luego todo era pedir, todo era dinero. Era a base de pedirle a todo mundo, llega un momento en que te ven y se van”

San Juan del Río, Qro. (17/12/18). Eugenio Demeneghi Zilli, Presidente del Consejo Directivo Local de Cruz Roja Mexicana Delegación San Juan del Rio entregó un reconocimiento a la Srita. Lupita Layseca Coellar, una de las fundadoras de la institución en el año de 1968, y primera Dama Voluntaria en este municipio.

La entrega de tan merecido reconocimiento fue en el marco del 50 aniversario de la fundación de la institución, y fue en el domicilio de la primera Dama Voluntaria, donde una comitiva de Cruz Roja San Juan del Río felicitó y agradeció el esfuerzo y la tenacidad con que Lupita Layseca, y otros venerables ciudadanos, quienes lograron establecer los pilares de lo que hoy es la institución.

El Presidente de Cruz Roja San Juan del Río, a nombre de todos los que conforman la institución, reconoció y agradeció las labores heroicas y el sacrificio que tuvieron que pasar todos los fundadores para lograr tan noble misión.

Por su parte la señorita Lupita Layseca Coellar dijo sentirse muy honrada con el reconocimiento recibido; aseguró sentirse satisfecha puesto que fueron años duros y de mucho trabajo. En aquellos años, comentó, la gente no entendía lo qué era la Cruz Roja, ni le interesaba.

“No había el interés ni la comprensión, la gente no entendía lo que era la Cruz roja, ni le interesaba. Luego todo era pedir, todo era dinero. Era a base de pedirle a todo mundo, llega un momento en que te ven y se van.

Entonces es durísimo, es muy duro; pero cuando la ves que crece, es como la plantita, su agüita y su agüita, y ya la ves que está dando frutos. Esto es por lo que me sacrifiqué, ya está dando frutos, ya está ahí”

Lupita Layseca recordó sonriente sobre los comentarios que le hacían en Sede Nacional, en aquel momento, le preguntaban que si en San Juan del Río ameritaba instalar una Delegación de Cruz Roja, que si pasaban muchos carros; por lo que los invitó a que visitaran la caseta de cobros y la ciudad, pero no fue necesario.

“Nos tenemos que enamorar de la Cruz Roja, tenemos que vivir con ella y para ella. Nunca podemos dejar de ser Cruz Roja”

A este emotivo reconocimiento acudieron representantes de las coordinaciones de Administración, Veteranos, del Consejo Directivo y de Comunicación e Imagen de la Cruz Roja Mexicana Delegación San Juan del Río.

"Nos tenemos que enamorar de Cruz Roja", primera Dama Voluntaria
“Nos tenemos que enamorar de Cruz Roja”, primera Dama Voluntaria

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre aquí

19 + catorce =