Festejan Día del Payaso con desfile en San Juan del Río

Festejan Día del Payaso con desfile en San Juan del Río
Desfilan por Día del Payaso, aproximadamente 80 payasos desfilaron en San Juan del Río, provenientes de Tequisquiapan, Pedro Escobedo y Querétaro

Desfilan por Día del Payaso, aproximadamente 80 payasos desfilaron en San Juan del Río, provenientes de Tequisquiapan, Pedro Escobedo y Querétaro

San Juan del Río, Qro. Para celebrar el Día del Payaso, se reunieron aproximadamente 80 artistas quienes tienen varios años haciendo espectáculos infantiles; además realizan actos circenses en la vía pública para ganarse la vida; este día realizaron una serie de eventos, comenzando con un desfile por el centro de la ciudad; posteriormente una celebración religiosa y finalmente, una charloteada en el lienzo charro de la ciudad con entrada gratuita.

En total fueron 80 payasos provenientes de San Juan del Río, Pedro Escobedo, Tequisquiapan, Querétaro; para celebrar con la población este día especial para ellos, dijo el payasito “Yiyin” quien tiene 30 años de carrera artística; él involucró en estas artes a otros dos hermanos entre los que se encuentra el payaso “Chi-Chin”.

Yiyín, platicó que, para realizar esta profesión, se debe de tener el carisma, pero lo más importante la pasión al interpretar un payaso, ya que, en muchas ocasiones aparte de saber contar chistes, deben aprender trucos de magia, realizar malabares y tener una interacción espontánea con el público.

La edad no es límite para ser Payaso

La edad no es una limitante para quienes se dedican en esto, ya que entre los payasos se reunieron personas mayores de 50 años y jovencitos de 12 años; por esta razón, es que se nace con el don de hacer reír a la gente y hacerlas olvidar se los problemas cotidianos de la vida.

Tanto hombres como mujeres participan en esta actividad, donde el maquillaje, el vestuario colorido y exagerado, las pelucas multicolores y sobre todo, las clásicas narices rojas hacen de que los payasos sean reconocidos en cualquier lugar, con el objetivo de cambiar el sentido a la vida de un momento a otro.

Esta figura, data de la edad media, cuando eran los bufones en las cortes monárquicas quienes se encargaban de realizar suertes y contar historias fantásticas en medio de ocurrencias a los monarcas y quienes lo acompañaban en sus salas; además que eran los artistas centrales cuando había cenas en festividades especiales, para lo cual lucían diversos atuendos de colores y hacían sonar cascabeles o campanitas para anunciar su llegada.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre aquí

diecinueve − diez =